Marida tu Cerveza

Todos estamos familiarizados con el término “maridaje” cuando hablamos de vino tinto o blanco.

¿Pero qué hay de la cerveza? Solemos pensar en la cerveza como un complemento de nuestras reuniones con amigos, algo que puede beberse junto a una pizza, nachos, cacahuates, pretzels etc. Botanas simples y genéricas.

Creemos que hay un amplio mundo de sabor que puede ser mejorado con Fiesta Latina. Por ejemplo, puedes probarla con queso fresco como mozzarella, queso de cabra, feta o riccota, son quesos suaves con gran textura que puedes combinar con pan tostado o gourmet. Nuestras notas herbales y frutales explotarán en tu paladar con estas combinaciones.

¿O quizá tienes más hambre que eso? Una pasta mediterránea con mariscos sería una gran opción, o quizá un pescado asado como salmón con espárragos y mantequilla, o quizá una tártara de atún con un toque de aguacate y aceite de oliva. O quizá, si no estás en el humor de comida del mar, quizá prefieras un carpaccio de res con arúgula, o si estás más en el mood de recordar el clima de bosque, un portobello asado con romero y ajo  te hará sentir como si estuvieras caminando en un ambiente fresco y un traguito de Fiesta Latina te haría saborear el aire fresco hasta tu corazón.

Estos son solo algunos ejemplos para abrir tu apetito, haz tus propias combinaciones, intenta cosas nuevas y déjanos saber tus descubrimientos, después de todo la vida es una fiesta, ¡una Fiesta Latina!

Más que solo cerveza, una bebida para tu salud

 

Probablemente has escuchado mucho sobre probióticos, se encuentran de forma natural en tu cuerpo pero también en alimentos especiales en caso de que necesites refuerzos.

Protegen tus intestinos, son el tipo de bacterias que SÍ quieres tener. Se dividen en dos tipos básicos:  Lactobacillus y Bifidobacterium.  Ayudan con alergias, la salud bucal, algunas condiciones de la piel, ayudan si no puedes digerir la lactosa, los síntomas del síndrome de intestino irritable, entre otros beneficios que aún están siendo investigados.

Los probióticos naturales contienen bacterias benéficas que ayudan al correcto funcionamiento de los sistemas inmune y digestivo. Los puedes encontrar en el yogurt, el queso, la leche, productos fermentados como el sauerkraut o los pepinillos, algunos cereales, la soya, la sopa miso y bebidas alcohólicas artesanales.

Si pensabas que estábamos hablando de probióticos solo para darte información sobre la salud tienes razón pero esa no es toda la verdad. Nuestra Fiesta Latina contiene éstos increíbles ayudantes de la salud y ya que no contiene la tradicional maltosa encontrada en las cervezas, no tendrás esa sensación pesada en la digestión porque estamos hechos de agave.

Así que la siguiente vez que pienses en algo saludable y con buen sabor, puedes contar con Fiesta Latina en tu dieta.

UNA FIESTA LATINA EN TU PALADAR

La cerveza es probablemente una de las bebidas más populares y poco pretenciosas que existen. Nos gusta beberla mientras vemos un partido, ir a un bar cercano luego del trabajo para relajarnos, después de un día largo en casa o quizá para tener una conversación casual con personas que amamos. Esta refrescante bebida ha ganado notoriedad en años recientes y varias fábricas de cerveza alrededor del mundo ofrecen una amplia variedad en sabores y clases.
La nobleza de esta bebida le ha permitido crecer y expandir su consumo. Hoy en día los consumidores están más preocupados por los procesos de producción, el comercio justo, la originalidad y autenticidad; es en la cresta de esta tendencia que surge una nueva forma de esta clásica bebida: una cerveza original de agave.
Fiesta Latina es única en sus procesos, sabor e ingredientes. No encontrarás nada semejante en ningún otro sitio, nuestra refrescante Ale ofrece notas herbales y frutales que vienen de la combinación de agave azul Tequilana Weber, levaduras de Reunio Unido, lúpulo de Alemania y República checa que le otorgan un sabor fresco y especial para tu deleite.
Con Fiesta Latina puedes mantener el mood casual y relajado y aún así tener la sensación de haber probado algo fuera de lo ordinario. ¡Déjanos mejorar tus momentos cotidianos!